el querer que me expliques

Si.. el querer que me expliques eso que decías que me ibas a explicar, a contar. Esperar, creo que no es algo que se me dé bien. Pero bueno.. poco a poco.. me preparo un té.. y recuerdo.. una taza de té.

“Por fin tenía ante sí algo que le era conocido, cercano, controlable. Algo sobre lo que ejercer sus capacidades y su voluntad.” La templaza. Maria Dueñas.

Tenía ese pensamiento mientras le servía el té. Lo había preparado todo con mucho cuidado. Hacía dos semanas que la visitaba, y que hablaban con cordialidad. Ella pensó que era el momento de invitarlo a tomar un té, y poder ofrecerle su hospitalidad.  Quería estar tranquila, y que el pudiese observar como había cuidado con esmero la salita: las flores, el incienso, el mantel bordado, las tazas decoradas, y como ella, perfecta con su kimono, su pelo recogido, maquillada y perfumada, observaba perfectamente el rito del té.

Con timidez lo miro y observó en sus ojos el brillo del asombro, y de preguntarse, que como podía haber preparado todo aquello para él. Se sentía feliz, y no podía evitar que se le notase en su sonrisa, que hacían que su rostro moreno tomase una expresión de serenidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s