en el barco

Se habían lanzado al mar, a su mar, que era el Mediterráneo. Lo habían decidido sobre la marcha. Ella sería su “ayudante”, y .. los dos, en esas semanas que navegarían tendrían tiempo de saberse, de aprenderse, lejos de todo el mundo y de cualquier problema que hubiera en tierra, ese barco iba a ser … More en el barco

chocolat 1

La tarde estaba cubierta con el grisáceo de París. En el Jardín de las Tullerías seguía la noria, los puestecillos. Una ciudad que no es la misma sin la melancólica lluvia que suele aparecer alguna que otra tarde. Ella tenía mil cosas en su cabeza, desde que llegase a la oficina de París, no había … More chocolat 1

suavidad

Era la palabra que le venía a la mente cuando  pensaba en estos días. Nada es tan terrible para no ser enfrentado. Y  hay que aprovechar los momentos de distensión para dejar que las ideas fluyan, y puedas ser capaz de llegar a pensamientos o deducciones que cuando estas sumergido en la vorágine del día … More suavidad

buscar la calma

No es fácil buscar la calma, intentar hacerse una rutina en la que todo sea suave y fluido. La noche ha sido larga. Porque en esos momentos en los que la mente no puede descansar, es imposible dejar de hacer puzles con la cabeza. Que vengan imágenes del ayer. Buscar ese aprendizaje a cada tropiezo, … More buscar la calma

push

Empujar, tomar impulso para ir con fuerza y determinación inventando cada día. Hay momentos, circusntancias que parece que todo se  va jorobando segundo a segundo. Pero no hay que desfallecer, no hay que dejarse arrastrar por lo negativo. Siempre hay un pequeño trozo de madera para poder flotar.

corazón

Llueve y me pregunto el porqué de muchas cosas. Los pensamientos, esos inquilinos continuos de mi mente que quieren analizar y desmigajar miles de porques. Acompaso sentimientos, sensaciones, emociones, y pienso que voy nadando, sobreviviendo a cada obstáculo, y que ahora que parecen que las aguas están calmadas, estoy viendo el fondo, en el que … More corazón

la tetera

Es domingo y ella se levanta en un estado de conciencia  y relajación que no tenía hacia tiempo. Ayer se permitió llorar por su querida ojos verdes, sin problemas de que nadie se sintiera mal porque es evidente la importancia de su amiga.  Medita sobre esa necesidad tan sana de “pararse”. De ralentizar el paso. … More la tetera