desde la ventana: te busco

Eran las dos de la mañana, no podía dormir. Y estaba de mal humor. Cabreado con todo y con todos. Había tenido que cambiar de residencia, y el intentar hacer como que todo va bien, cuando realmente todo estaba mal, y no tenía ganas de nada. Si tuviera pareja, seguramente se hubiera desahogado discutiendo, pero ni eso.  ¿Cuándo encontraría esa tranquilidad? Tenía ganas de evadirse, de olvidarse un poco de todo. Le gustaría tanto encontrar a alguien con quien dividir todo lo que le pesa, o alguien que entrase a su vida con aire fresco. Necesitaba.. unos labios que le sonrieran. Besarlos. Un cuerpo en el que perderse, del que beber pasión, y porque no, lujuria, y si al final hubiese ternura y amor, el culmen.

Abrió su cuenta de correo, y empezó a leer los mails de almas tan solas y desesperadas como la suya, que habían contestado a su anuncio.. uhmm, iba a servirse una copa, si, JB con coca-cola y un malboro y a relajarse un rato. La noche.. se había convertido en un espacio donde todo era lento, misterioso y  él iba llenándola como podía, y con lo que podía.

Fue a la cocina, a ponerse un par de hielos. Vió que había luz en el patio, su vecina, esa chica tan misteriosa, estaba despierta, la miro discretamente; estaba en camisón, con el ordenador, tecleando  a ritmo, ¿sería escritora? ¿cuál sería su historia?

Bandeja de entrada… cinco mails.. a ver : “Querido maduro con experiencia… he leído tu anuncio, y me has atrapado. Además, vives cerca de mí, por la vista que tienes del mar.  Me produce emoción escribirte este mail, al tiempo que apuro… te lloverán los mails, espero que tengas encuenta este, de un alma que puede que sea a fin, pero porque no arriesgarse, tienes poco que perder. Alma errante.”

Uhmm bien, vamos a ver si quiere enlazarse por el chat: “Querida alma errante, en una noche sin luna, noto tu luz a través de tus letras, me encantaría que me enlazaras por mesenger, para poder contactar e ir hablando, antes de conocernos. Si estamos cerca, empecemos con letras, y después imagen, y después, lo que surga y nos apetezca.  No me llueven los mails, me llegan al buzón, pero indudablemetne con ese nick, como no reparar en tí… todos somos en cierto modo almas errantes. Maduro con experiencia. p.d. maduroconexperiencia@tebusco.com“.

Le dió una calada a su cigarro, lo apoyó en el cenicero, expulsó el humo observando como se elevaba en la madrugada, y …. la copa, entre sus manos fría, la acercó a los labios. Un trago largo, que hizo que el calor llegase a su estómago.  Era agradable.

“¡¡PLIM!!” “almaerrante@tebusco.com, solicita amistad”.

No esperaba que ella estuviera online ahora… era una señal. Indudablemente, había alguien tan solo y tan desesperado como él.

La latencia de lo que puede ser, de descubrir a alguien en letras por primera vez, de ir viendo qué le gusta, en qué coincide, si… hay posibilidad de que el destino hiciera coincidir a su complementario…

sensual 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s