cuando amanece

Cuando amanece, comienza un nuevo mundo, donde todo es posible, y donde disponemos de una paleta de colores, que vamos mezclando, y damos pequeñas pinceladas a un lienzo en blanco.

Observo los colores del amanecer, el naranja rosado que diviso en el horizonte, donde el azul calmado del mar me dá los buenos días.

El coche se desliza paralelo a la costa, y pienso en él. Qué pasa, que ha pasado, que sucederá. Pasado, presente , futuro. Recuerdo y recupero el presente continuo, el carpe diem, el vivir día a día.

Entre la espuma de mar, el anaranjado del horizonte, tengo la sensación de que mi corazón quisiera quedarse en ese instante, en esas sensaciones, donde la soledad y el mar son “valores refugio”.

Pienso que es mejor no esperar nada de nadie, que es una forma de no defraudarse, y si alguien te ofrece su amistad, cogerla sin condiciones.

El coche se sigue deslizando por la carretera, la mente piensa en que es amar. Podría definirse el enamoramiento como corazón acelerado, boca seca, no comer, no dormir. Pero .. ¿y el amor? Desear un beso, ¿es amor? ¿y una caricia? ¿y una locura?

Besar, acariciar, susurrar su nombre…

¿Soñar es bueno? Quizá, el único rescate que tenemos de los días grises, son esos sueños que colorean los días.  Ese sueño, ese momento en el que paladeas una realidad ficticia.

Soñar, ser, amar.

 

Anuncios

2 thoughts on “cuando amanece

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s