historias: la vagabunda

La vagabunda se dirigió hasta el próximo pueblo que le alejara de todo lo que la había robado la energía. Caminando.. vió una pequeña luz… una mariposa llena de luz, se posó en el hombro de la vagabunda.

– Tú, vales mucho, no dejes que nadie te diga lo contrario. No mereces lo que te pasa, ni tienes la culpa. Repitelo.. vales mucho.

Y de la misma manera suave que apareció, voló, no sin antes acariciar su frente.

Continuó su camino.. y fué encontrandose a personas del ayer.. que le daban un mensaje de ánimo, que .. le decían que ella, era una guerrera, y .. que nadie tenía el derecho de pedirle explicaciones.

Se fué llenando el camino de rosas a su alrededor.. los árboles, fueron cogiendo un verde mas intenso, el cielo, rompió con luz.

Un arcoiris cálido, apareció haciendo que una calidez especial la inundara.

La vagabunda, comenzó a sonreir, y sentir que dentro de su pecho, su corazón latía con la calidez de todas las sonrisas que había recibido, con todas las miradas que la habían hecho sentir fuerte.

La vagabunda.. lloró sonriendo, porque .. estaba iniciando un nuevo camino..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s