eres, soy, somos

Eran sus palabras mágicas, para con palabras dibujar la esencia de su existencia. Cada mañana cuando él salía a trabajar de madrugada, la besaba en la boca, con suavidad.. posaba su dedo índice después en sus labios y le recordaba el mantra: eres, soy , somos.

Ese mantra era un mantra de amor, de entrega, de cuidado, de protección, de complementariedad, de determinación, de ellos frente al mundo.

Y ella sonreía, se levantaba para asomarse al balcón y verlo arrancar el coche. Antes de que él se subiera al coche, con su dedo índice lo pasaba por los labios que él había besado, que él había acariciado.

Todo ellos eran consignas secretas de su amor, del que no le importa a nadie mas. Igual que a nadie le importaba las noches en vela cuando iban a la laguna a ver las estrellas y se emocionaban. Al igual que a nadie le importaba como él la disfrutaba, como él, la hacia gritar mientras sonreía.

Porque lo suyo, era una historia de amor, de esas que no se cuentan, de esas que se viven, llenas de la fuerza del latir de dos corazones, que son uno.

Anuncios

One thought on “eres, soy, somos

  1. El amor, la pasión, el deseo… Nereida íntima, rebosa intensidad.
    Plena de sentimientos complejos… imposibles de obviar.
    Relaciones difíciles, nunca imposibles, por eso tan queridas.
    Vivir el amor como forma de completarse… sin duda una necesidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s