sirena

“Siempre te abrazaría, unas veces para pasar esa cuerda imaginaria que te ata a mí, y otras para hacerte sentir, protegida, cuidada…”

Fueron las palabras susurradas mientras ella descansaba en su pecho. Oía el respirar de él, suave, como si fuese una nana.

La noche había sido larga, porque después de amarse, habían estando hablando, riendo, filosofando, siendo conscientes de lo que estaban viviendo.

Ella pensaba en el presente, sin mas preocupación del mañana, ni tan siquiera del ayer, porque todo, se centraba en eso.. en vivir. Y sentir el alma. Tantas veces se va viviendo sin sentir el alma. Es como si se tuviera miedo a sentir el latir sin coraza. No es hacer muchas cosas, sino hacer las que se hagan, sintiéndolas.

El mar, la brisa, la luna. Una noche en alta mar, en un barco acunando por las olas suaves, la brisa marina llena de esencias de mar.. y la luna, vigilante y hermosa, como farolillo tenue de sensaciones.

Protegida, cuidada, y pequeña, dentro de su fortaleza. Si, pudiera ser como se sintiera cuando él la abrazaba, cuando él le susurraba en el oído haciéndole cosquillas.. “maite zaitut”.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s