noche oscura

Ella caminaba por el sendero camino a su refugio. Sus ropas eran ligeras, y caminaba alegre. Un pequeño farol en la mano iba iluminando el sendero.

Sin previo aviso, se levantó un viento frío, que la estaba dejando helada. El farol, empezó a pesar mucho, de manera que le costaba llevarlo, y la luz se fue opacando. La noche se había hecho en un minuto. Las ropas que tenían se habían vuelto metálicas y le costaba trabajo caminar.

El camino se hizo angosto, las piedras se habían multiplicado. No podía más.

Se hizo aun lado del camino, soltó el farol que ya no tenía luz. En ese instante dejó de haber camino, y tenía el convencimiento que ya no existía el refugio. No tenía ningún sentido caminar hacia ningún lado.

Cerró los ojos y dejó que fluyera el presente.

Anuncios

One response to “noche oscura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s