pizza

Caminaban cogidos de la mano, sonriendo.

-Me encantas.

– Tú a mí también.

-Es curioso que parece que nos conociéramos de toda la vida.

-Es que Rubén y Virgi, unen mucho.

-Jajaja. Te confesaré que me llegástes al corazón.

Él se paro, tiró de ella para hacerla girar y tenerla de frente. Con el dedo índice le subió suavemente la barbilla, acercó sus labios y la besó. Ella, cerro los ojos y como si en ese instante todo desapareciera, enlazó sus brazos en el cuello de él, y empinándose un poco siguió besándolo con intensidad.

-Eres tan intensa…

-Eres tan increíble…

-Desde que te conozco todo me conduce a tí. Son señales, casualidades, guiños que el universo me hace donde te señalan. Destino de mi mirada, de mis caricias, de mis anhelos, de mi deseo, de mi descanso…

-Dices cosas tan bonitas que me estremeces.

-Solo sé que me hace sentir muchas cosas, y .. me gusta sentirte aquí conmigo. Estrecharte, susurrarte…

-Nunca me había sentido tan segura.

Siguieron caminando.

El universo es a veces caprichoso, y es capaz de darte lo que necesitas sin tú esperarlo, porque la causalidad, es algo que está ahí, que junto con la sincronía, hacen que llegue a tu vida lo que necesitas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s