Venezia

Andaban de la mano en el atardecer de Venecia. El ambiente era mágico. La habitación del Palazzo hermosa, romántica. Si.. los días que iban a disfrutar robados del trabajo y las obligaciones, los estaban disfrutando desde el mismo instante que habían aterrizado. Llenándose de las sensaciones que el aire, la luz, y los colores.
Necesitaban estar juntos. Necesitaban latir juntos. Necesitaban esa dimensión donde aprenderse y saberse.
Él, iba mostrándole cada rincón, contando la historia de tal o cual Veneciano. Ella sonreía y lo miraba.
A veces el enamoramiento nos hace sentir únicos e invencibles, que podemos con todo. Es una energía que nos eleva, y nos hace ver la vida más amable. Todo tiene importancia relativa.. todo es mejor.
-Estoy feliz de estar aquí contigo.
-Yo también de volver a vivir Venezia de tu mano, verla a través de tus ojos, sentirla con tu corazón.
Se besaron con esa sensación de primera vez, y de siempre. Con esa sensación de llegar a casa. Con el latir acompasado de dos corazones.
-Tengo ganas de llegar al Palazzo y que nos dejemos caer en la cama…
-Jajaja.. eres maravillosamente perverso.
-Y tú encantadoramente juguetona.

Venezia.. ciudad para ellos.

HO OPONOPONO AYNI MAGAZINE
HO OPONOPONO AYNI MAGAZINE
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s