enamorada

Ella  sonreía. No podía evitarlo. Los días en Venecia pasados junto a él habían sido mágicos.

– Llevas con esa sonrisa toda la mañana.

-No lo puedo evitar.

-Estas enamorada.

Y ella sonreía sin poder evitarlo.

Hacía una reflexión sobre que experimenta cuando está así de esta manera, enamorada. Empuje. Fuerza, Todo es posible. Esa sensación de que todo está en su lugar, que cada mañana sale el sol esplendoroso, y por la noche la luna hace su ronda. Que no existen más desvelos que el dulce insomnio de la ilusión.

Eso es lo que sentía.

Aunque a veces, una nube negra se pasaba por su mente, y .. pensaba en la historia de “esto también pasará”. Es bueno tomar tierra, posar los pies, y saber que hay que vivir el momento, teniendo los ojos bien abiertos. No es no vivirlo, y empezar a añorar lo que no se ha ido. Es sencillamente disfrutar con más plenitud los buenos momentos que de vez en cuando la vida le va regalando.

Sabe que no se puede asegurar el futuro, la eternidad, pero si se puede vivir el presente, de manera que te llena. Que cuando ese presente quizá sea pasado, te deje lleno de dulzura y de amor. Que no se agrie como el vino, sino que se repose como lo madurado.

Siente vértigo, no obstante, porque vivir supone siempre un riesgo.

Se abrazó a él, lo beso, y todos los miedos se esfumaron.

HO OPONOPONO AYNI MAGAZINE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s