carta de amor: Pablo

Querido Pablo:

Te necesito, y necesito retenerte en mis letras.. debo dejar salir lo que siento por tí de alguna manera.. porque es tan fuerte, que no me cabe dentro. Sabes.. me siento tonta hablando contigo.. intento hablar para retener, para alargar el momento en el que te tengo en mi oído, y no es en mi oído donde te tengo cuando me hablas, sino en el corazón. Ayer me encantó estar contigo, y experimentar que no somos dos, sino que somos uno. Que no hay nada más hermoso que entregarse y despreocuparse del control, porque otra persona lo toma por tí. Que… cada día estas en mí. Me gusta cuando me besas, me acaricias y descubres todo mi ser.

Si, me has cerrado la boca de asombro, y me has llenado el corazón de alegría.. cuando has dicho entre sábanas, que tienes un plan, y es “quererme”. Te sé cariñoso… pero me sorprendes cuando rebasas la barrera. Me sorprendes.

El día se ha levantado luminoso, hace frío, pero el sol de otoño toca en las ventanas que están orientadas al sureste. Mientras escribo, percibo la luz, y me alegra, es curioso como me hace sentir bien. Si, estoy convencida de que no es el sol, sino que desde dentro, sale la alegría, y el sol la complementa.

Me gustó que dijeras el domingo  que te gusta mi filosofía: no siempre he sido así.. te aseguro que con 20, 30 años.. no dejaba pasar nada.. era tremendamente luchadora, y no dejaba pasar la oportunidad de una discusión. No sé en que momento dejé de ser así.. quizás cuando me dí cuenta, que no conseguía nada, y que sin embargo, intentando comprender que las cosas no son siempre como yo las veo, y que la vida, por dura que sea  a veces, la podemos hacer más amable con pequeños gestos, y liberando la mente de pensamientos que nos envenenan.

A tu lado el tiempo lo defino diferente, y reír contigo, también hace definir diferente lo que es “estar bien”. Has sembrado en mi la semilla de la ilusión, del amor… eres tan sumamente espontáneo, llano, te veo tan .. tan … especial y diferente, que ya me siento agradecida por haber tenido el lujo, en mi vida, de estar contigo,  de que me hayas hecho soñar con tus palabras, de que nos hayamos amado,  y que … no sé, hayamos construido un “nosotros”, algo .. sui generis, pero un nosotros.

A veces no sabemos hacia donde lleva un camino, pero si podemos saber, que estamos disfrutando de ese trozo de camino, de que es bonito, placentero, y de que no hay mejor compañía que la que tenemos: que somos personas completas, que estamos bien, pero por eso mismo disfrutamos más de la compañía que hemos elegido. Tú eres esa compañía en un camino hermoso… y no sé hacia donde nos llevará, pero sé, que me haces feliz, por tanto… tiene que ser bueno.

Hubiera querido que el domingo fuese eterno, y no dejar tu cama, ni tus sábanas, ni tus besos.

La vida es generosa conmigo.. y estoy llena de amor. Uhmm el amor.. el deseo.. llevan tu nombre…

Te quiero.

Judit

P.D. : Esta semana suéñame la mitad de como yo te sueño, no pido más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s