Pensando

El mar tiene un efecto positivo en mi.  Y en estos momentos precisos que empiezo a notar el equilibrio, comienzo a sentirme bien.

Ha entrado en mi vida brisa atlántica, que me ha traído una sonrisa, y ganas de soñar.

Los sueños, para mi son impulsos que me ayudan en mis dificultades.

Observo en este sueño, calidez emocional un abrir la mente para ponerse en mi lugar, que le hace comprender, o al menos entender.

Generosidad , regalando con lo más precioso que posee: tiempo.

Honestidad, saber que puedes confiar en su palabra sin dudar.

Ahora estando en el mar, noto que esa brisa atlántica se hace mediterránea conmigo. Y tengo tiempo para que mi mente recopile los momentos de estas últimas semanas.

Recuedo un momento delante de una taza de té negro, cuando la brisa me dijo que quería algo conmigo. Me hizo sentir especial en la dulzura de sus palabras. En su confesión que todo había surgido de manera inesperada.

Y todo se puede resumir en una sonrisa llena de ilusión y serenidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s