dulce insomnio

La intensidad de las emociones.

Volver a verlo después de dos años, y .. parecer que fuese ayer cuando habían estado juntos visitando su castillo. Esa visita turística en la que le pidió opinión, enseñó planos, y pareciese un proyecto común.

Ahora estaba él, con su peculiar acento, sus ojos melados, y su manera diferente de decir las cosas. Le encantaba oírlo hablar.

“Confío en tí.. ”

Fueron sus palabras mientras iban en el coche. Si.. conducía rápido, y sin embargo ella se sentía segura. Sonreía, no paraba de sonreír mientras se ponían al día.

Él la miraba y le preguntaba como se sentía.. si .. había pensando mucho en él.

Ella solamente sonreía y sonreía.

En el silencio de la noche, una y otra vez recordaba su piel, su voz, sus manos.. y la sensación de estar segura a su lado.

Si, era un sueño hecho realidad, y sin estrés, sin agobios.. sin más.. que ese momento, ese aquí, ese ahora, ese carpe diem.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s