mediados de septiembre

La mañana es agradable, la luz del sol suave saliendo tras las montañas, la sensación de bienestar en cuerpo y mente, hace que todo sea amable.

El gesto de asomarme y mirar las plantas que están hermosas, y me hacen sonreir.  Pequeñas cosas en días normales que hacen que sencillamente esté bien.

Me tomo el primer café, y reflexiono. Es evidente que cuando estoy “zen” pienso mejor. Mis ideas están serenas, las observo con desafectación, y camino hacia donde debo y como debo.

Cambiar ritmos, para estar mejor…. sonrío.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s