17 de octubre

No es fácil pararse y pensar en donde estamos.  La noche ha sido amable, y ha traído descanso a mi cabeza. Últimamente las pesadillas sin sentido, de muros que se caen, de pequeños animalitos que corretean, ventanas que no se cierran.

En estos últimos tiempo, he tenido días de estar totalmente agotada y preocupada. Y físicamente mi cuerpo ha dicho.. “párate”.

 

Hace tiempo que no escribo, hace tiempo que no leo, aunque no dejo de almacenar títulos interesantes. Me pregunto por mi sensibilidad, donde está. A veces parece que mi corazón estuviera hinchado y acolchado, de manera que se ha vuelto insensible, incapaz de apreciar la leve brisa de un susurro.

 

Mi presente, tiene voces del ayer. Me hace sentir bien, al tiempo que me preocupa repetir historias.

 

Imaginar: si, quiero imaginarme en esa playa de arena cálida, en la que ni tan siquiera llevo bikini, y dejo que el sol acaricie mi piel. La ligera brisa.

Ilusión: poder sonreir despreocupadamente.

Sentir: la suavidad de un abrazo protector.

Descansar: sentir que mis pies y mi cuerpo está descansado y enérgico.

Encontrarme: ser yo.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s